Amud 9 neandertal

Se demuestra que Amud 9 fue una mujer neandertal de 60 kilos que vivió en el Pleistoceno superior

Se demuestra que Amud 9 fue una mujer neandertal de 60 kilos que vivió en el Pleistoceno superior

El investigador del CENIEH Adrián Pablos colidera un trabajo sobre la morfología de un pie hallado en la cueva de Amud en Israel, en el que se ha podido establecer la asignación taxonómica de este fósil como neandertal, y obtener el sexo, peso y estatura de este individuo conocido como Amud 9.
Amud 9 neandertal
Fósiles de Amud 9. Credits: Osborjn M. Pearson y Adrián Pablos

Adrián Pablos, científico del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) colidera un trabajo publicado en PaleoAnthropology, revista oficial de la PaleoAnthropology Society, sobre la morfología y anatomía de un pie parcial recuperado hace más de 25 años en la cueva de Amud (Israel), que confirma que el individuo Amud 9 fue una mujer neandertal del Pleistoceno superior, con una estatura de unos 160-166 cm y 60 kg de peso.

En la cueva de Amud se encontraron a lo largo de varias excavaciones llevadas a cabo en el siglo XX restos de al menos 15 neandertales. El estudio minucioso y detallado de uno de estos individuos, Amud 9, ha permitido establecer que posee los caracteres habituales relacionados con los neandertales en los diversos elementos del pie: tarsos, metatarsos y falanges, que difieren de los humanos modernos, tanto fósiles como recientes.

“La mayoría de estos caracteres se relacionan con la gran robustez habitualmente observada en el esqueleto postcraneal, esto es, de cuello para abajo, en la mayoría de los neandertales”, explica Adrián Pablos.

Sexo, peso y estatura

Las estimaciones de sexo, peso y estatura en poblaciones fósiles normalmente se realizan en función de las dimensiones de los huesos largos de las piernas. Pero de Amud 9 solo se conserva un fragmento de tibia, el astrágalo o hueso del tobillo, un metatarso o hueso del empeine y varias falanges.

Al no hallarse huesos largos de las piernas los investigadores han aplicado diversas estimaciones matemáticas a partir de los huesos del pie obteniendo así una aproximación a importantes parámetros paleobiológicos.

“Conocer parámetros como el tamaño del cuerpo y el sexo de este individuo nos ayudan a saber un poco más cómo eran los neandertales” afirma Adrián Pablos.

En este trabajo, titulado A partial Neandertal foot from the Late Middle Paleolithic of Amud cave, Israel, han participado investigadores de España (CENIEH), Estados Unidos (University of New Mexico y Arizona State University), y de Israel (Tel Aviv University y The Hebrew University of Jerusalem).

Pearson, O.M., Pablos, A., Rak, Y., Hovers, E., 2020. A partial Neandertal foot from the Late Middle Paleolithic of Amud cave, Israel. PaleoAnthropology 2020, 98-125. http://paleoanthro.org/media/journal/content/PA20200098.pdf.
Noticia CENIEH

Primer análisis exhaustivo de huellas de uso de utensilios de basalto de Olduvai

Primer análisis exhaustivo de huellas de uso de utensilios de basalto de Olduvai

El CENIEH lidera un estudio experimental sobre los posibles usos de utensilios elaborados con basaltos de la Garganta de Olduvai (Tanzania), mediante el análisis de la relación entre las características petrológicas de esta materia prima y la formación de huellas de uso
utensilios basalto Olduvai
Procesado de Beta vulgaris durante el programa experimental con basaltos. /Patricia Bello-Alonso.

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución humana (CENIEH) participa en un estudio experimental, publicado recientemente en la revista Archaeological and Anthropological Sciences, sobre los posibles usos de utensilios elaborados con basaltos, una roca volcánica muy abundante en los yacimientos de la Garganta de Olduvai (Tanzania), mediante el primer análisis exhaustivo de la relación entre las características petrológicas de esta materia prima y la formación de huellas de uso.

Además de proporcionar elementos altamente significativos para la interpretación del comportamiento humano en la Garganta de Olduvai, los resultados de esta investigación, liderada por la arqueóloga Patricia Bello-Alonso, aportan un modelo que permitirá realizar estudios comparativos con conjuntos de industria lítica en rocas volcánicas de diferentes contextos arqueológicos y geológicos.

“Los resultados que hemos obtenido son una fuente fundamental para analizar las formas de utilización de las herramientas líticas de los yacimientos arqueológicos ubicados en los Lechos I y II, en general, y del yacimiento de Thiongo Korongo (TK) en particular, ya que las rocas volcánicas constituyen en esa zona una de las materias primas clave en el desarrollo tecnológico y, por tanto, evolutivo, de los diferentes grupos de homininos que ocuparon Olduvai hace más de dos millones de años”, explica Patricia Bello-Alonso.

Colección de referencia

El objetivo principal de la investigación, en la que también han participado el Museo de Ciencia Naturales y el Instituto de Evolución Humana en África de Madrid, ha sido determinar, tanto a escala macro como microscópica, la formación de trazas en basaltos que permitan identificar su uso. Y para ello se ha utilizado lascas no retocadas con las que se ha trabajado sobre una amplia variedad de materias orgánicas: carcasas animales, tubérculos, maderas, hierba, caña y hueso fresco.

“La realización de estas operaciones nos ha permitido formar una colección de referencia experimental para comprender mejor el rol de la estructura interna y química de los basaltos en la formación y desarrollo de las huellas de uso”, afirma Patricia Bello-Alonso.

Este estudio multidisciplinar, financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (HAR2013-45246-C3-2-P y HAR2017-82463-C4-2-P), se encuadra dentro del proyecto arqueológico The Olduvai Paleonthropology and Paleoecology Project (TOPPP) sobre el yacimiento achelense de TK, liderado por los investigadores Joaquín Panera y Manuel Santonja, y  se ha llevado a cabo en el Laboratorio de Tecnología Prehistórica y Arqueología del CENIEH y en el campamento Emiliano Aguirre, ubicado en la Garganta de Olduvai.

Bello-Alonso, P., Rios-Garaizar, J., Panera, J., Martín-Perea, D.M., Rubio-Jara, S., Pérez-González, A., Rojas-Mendoza, R., Domínguez-Rodrigo, M., Baquedano, E., y Santonja, M. Experimental approaches to the development of use-wear traces on volcanic rocks: basalts. Archaeol Anthropol Sci 12, 128 (2020). https://doi.org/10.1007/s12520-020-01058-6.
Noticia CENIEH sobre los posibles usos de utensilios elaborados de basalto de la Garganta de Olduvai.

El asentamiento de Europa podría ser resultado de varias oleadas migratorias de una misma población

El asentamiento de Europa podría ser resultado de varias oleadas migratorias de una misma población

El CENIEH realiza el análisis morfológico y métrico de los molares inferiores de la mandíbula de Montmaurin-La Niche (Francia) mediante microtomografía computarizada, con objeto de estudiar el origen de los neandertales.

Europa oleadas migratorias población
Reconstrucción virtual de la mandíbula de Montmaurin-La Niche/M. Martínez de Pinillos

El Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), con la colaboración de la paleoantropóloga Amélie Vialet del Muséum National d’Histoire Naturelle (MNHN) de París, acaba de publicar en la revista Journal of Human Evolution un detallado estudio externo e interno de los molares de la mandíbula del yacimiento francés de Montmaurin-La Niche, cuyos resultados refuerzan la hipótesis de que el asentamiento de Europa podría ser el resultado de varias oleadas migratorias, en momentos diferentes, provenientes de una misma población de madre.

Este artículo liderado por las investigadoras Marina Martínez de Pinillos (CENIEH) y Laura Martín-Francés (CENIEH y PACEA-Universidad de Burdeos), pretende arrojar luz al origen de los neandertales. Los últimos datos obtenidos de estudios paleontológicos y geomorfológicos sitúan a la mandíbula de Montmaurin-La Niche en una posición cronológicamente intermedia entre los fósiles del Pleistoceno Medio y los neandertales.

La técnica de la microtomografía axial computarizada  (microCT) ha permitido comparar los molares de está mandíbula con las estructuras externas e internas de más de 400 molares del Pleistoceno y Holoceno de Europa, Asia y África.

Este exhaustivo análisis métrico y morfológico ha revelado que, si bien la mandíbula está más estrechamente relacionada con las poblaciones africanas y eurasiáticas del Pleistoceno Inferior y Medio, la morfología del esmalte y de la dentina así como las proporciones de la cavidad pulpar son similares a la de los neandertales. “Sin embargo, los valores del grosor de esmalte absoluto y relativo (2D y 3D) muestran una mayor afinidad con aquellos exhibidos por algunos homininos del Pleistoceno Inferior”, señala Marina Martínez de Pinillos.

Posible hibridación

En las últimas décadas, los hallazgos en Europa de restos fósiles humanos del Pleistoceno Medio han instado a reabrir el debate sobre el escenario evolutivo del género Homo en dicho continente. “La gran variabilidad encontrada entre los diferentes fósiles del Pleistoceno Medio europeo, no puede ser obviada a la hora de estudiar la evolución humana en nuestro continente” afirma Laura Martín-Francés.

La variabilidad en las poblaciones europeas del Pleistoceno Medio podría indicar diferentes migraciones en distintos momentos y/o fragmentación de la población, pero también puede ser que se deba a la posible hibridación entre residentes y nuevos pobladores.

Corte parasagital a nivel de los molares derechos/M. Martínez de Pinillos

Martínez de Pinillos, M., Martín-Francés, L., Bermúdez de Castro, J. M., García-Campos, C., Modesto-Mata, M., Martinón-Torres, M., & Vialet, A. (2020). Inner morphological and metric characterization of the molar remains from the Montmaurin-La Niche mandible: the Neanderthal signal. Journal of Human Evolution, 145, 102739. doi: 10.1016/j.jhevol.2019.102739.

 

Noticia CENIEH

 

 


El ser humano en la Prehistoria comenzó a utilizar el metal para fabricar antes adornos que armas

El ser humano en la Prehistoria comenzó a utilizar el metal para fabricar antes adornos que armas, según un estudio

La metalurgia surgió en la Prehistoria, hace unos 8.000 años, porque el ser humano empezó a extraer metales de las rocas para fabricar adornos (como anillos o collares), y no para fabricar armas, según una experta de la Universidad de Granada

metalurgia prehistoria
Mercedes Murillo-Barroso, investigadora del departamento de Prehistoria de la UGR, es la autora de este trabajo

La metalurgia surgió en la Prehistoria, hace unos 8.000 años, porque el ser humano empezó a extraer metales de las rocas para fabricar adornos (como anillos o collares), y no para fabricar armas, como siempre se ha pensado.

Es una de las conclusiones de un estudio publicado por la investigadora del departamento de Prehistoria de la Universidad de Granada (UGR) Mercedes Murillo Barroso en un nuevo cuaderno, el 15, de la serie ‘Origen. Cuadernos Atapuerca’, patrocinado por la Fundación Atapuerca.

Mercedes Murillo es especialista en el conocimiento de las primeras etapas metalúrgicas de la Península Ibérica, las representadas en las culturas almerienses de Los Millares y El Argar.

La investigadora explica que los metales están dentro de nuestro cuerpo, constituyen gran parte de la corteza terrestre y forman la base de la mayoría de los avances tecnológicos y de los sistemas constructivos actuales.

«Es difícil imaginar un mundo sin metales, y muy pronto los seres humanos descubrieron sus propiedades, primero como pigmentos, después como adornos y enseguida como instrumentos y armas -destaca Murillo-. El conocimiento del metal da origen a buena parte de las divisiones de la Prehistoria: Edad del Cobre, Edad del Bronce o Edad del Hierro. Incluso, mucha gente resume la época actual con el nombre de un metal, la Edad del Silicio, básico en todos los electrodomésticos, en móviles y ordenadores».

Una victoria sobre la materia

Hace unos 8000 años, algunos grupos de Turquía y de Irán muestran cobre fundido, es decir, que en las primeras aldeas descubrieron que por medio del fuego es posible extraer metales de las rocas. La metalurgia es la victoria del ser humano sobre la materia, y sobre esa victoria escribe Mercedes Murillo en esta publicación.

El análisis de las escorias y elementos metálicos a través de microscopía, rayos X y distintas pruebas de laboratorio permite apreciar el importante valor que tuvo el adorno para el empleo de metales.

«El oro, la plata o el cobre y el bronce se difundieron por Europa para dar visibilidad a las incipientes clases sociales que se estaban conformando. Las élites buscaron el comercio de metales para distinguirse y mostrar su estatus y sólo de manera tardía el metal sustituyó a la piedra y las armas de bronce desplazaron a la madera y a las puntas de pedernal. Con el uso del hierro para clavos y arados, se impulsó la economía y se desarrollaron las ciudades», señala la autora.

La orfebrería está, por tanto, en el origen de la metalurgia y el adorno precedió con claridad a las armas, según explica la investigadora de la UGR. «La transformación de los minerales responde por consiguiente a decisiones y conflictos sociales y no a necesidades técnicas o defensivas, aunque con el paso del tiempo los herreros se convirtieron en personajes muy valorados y con sus productos la violencia y los imperios se extendieron por el mundo», destaca Murillo.

Referencia bibliográfica:

Murillo-Barroso, M. (2020): La Metalurgia. La Revolución del Metal. Serie Origen. Cuadernos de Atapuerca, 15.

 

 

Noticia Universidad de Granada


Las villas y los palacios de los emperadores romanos

Las villas y los palacios de los emperadores romanos, objeto de estudio de un proyecto dirigido por la UPO

‘Palatia 2.0. Infraestructura de datos de las Villas y Palacios Imperiales de época romana’, es uno de los 31 proyectos seleccionados por la Fundación BBVA en el marco de su Programa Logos de Ayudas a la Investigación en Estudios Clásicos

Palatia 2.0. Infraestructura de datos de las Villas y Palacios Imperiales de época romana
Rafael Hidalgo con parte del equipo en las excavaciones de Villa Adriana

El profesor del Área de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide Rafael Hidalgo Prieto lidera un proyecto de investigación que tiene como objetivo recopilar y gestionar toda la información existente referente a las residencias de los personajes más relevantes de la historia del Imperio Romano, los emperadores. Así, la información acerca de las Villas y Palacios Imperiales de época romana (siglo I al V d.C) será gestionada a través de una Infraestructura de Datos Integral que este grupo de investigación creará y desarrollará a lo largo de dos años.

Un proyecto de ámbito europeo que aspira a recopilar toda la información gráfica, bibliográfica, historiográfica y documental referente a un total de 42 villas y palacios imperiales situados a lo largo del territorio del Imperio Romano: desde Cercadilla (Córdoba) en Occidente, hasta el Palacio de Constantinopla en Oriente, siendo el palacio imperial más septentrional el localizado en Trier (Alemania) y los más meridionales, la villa de Tiberio en Capri, el palacio de Galerio en Tesalónica o el Palacio de Nicomedia, en la actual Anatolia (Turquía).

 

Denominado ‘Palatia 2.0. Infraestructura de datos de las Villas y Palacios Imperiales de época romana’, es uno de los 31 proyectos seleccionados por la Fundación BBVA en el marco de su Programa Logos de Ayudas a la Investigación en Estudios Clásicos.

“Se trata de un producto cultural y patrimonial novedoso, que se pondrá a disposición de todos los usuarios a través de una plataforma web, a la vez que constituirá una herramienta que optimizará la actividad de los diferentes yacimientos en la planificación y ordenación del territorio donde se insertan las villas y palacios imperiales, otorgándole un sistema de registro único y un método de evaluación cuantificable y cualificable de los bienes que integran dichos establecimientos”, explica el profesor Rafael Hidalgo.

Ello permitirá el desarrollo futuro de estrategias de intervención y difusión de los bienes arqueológicos que atesora, al tiempo que se convierte en una red de intercambio de conocimiento y experiencias, entre los diferentes centros de investigación, en la gestión de cada una de las villas y palacios imperiales integrantes de dicho estudio.

“La aprobación de este proyecto supone sin duda el reconocimiento a la labor de investigación y de difusión y defensa del patrimonio arqueológico, que desde hace años desarrolla el equipo que tengo el privilegio de dirigir desde el Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide”, afirma Rafael Hidalgo. De hecho, el estudio concedido por la Fundación BBVA nace a partir del presentado ante la Agencia Estatal de Investigación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades en la Convocatoria 2018 de Proyectos de I+D de Generación de Conocimiento, que pretende, entre otras cosas, analizar individualmente las villas y palacios imperiales conocidos, con el fin de dibujar una imagen nítida y detallada de cada uno de ellos.

‘Palatia 2.0’ proporcionará así un instrumento de gestión al proyecto antes definido, pero también, y, sobre todo, una importante herramienta útil para la planificación, musealización y difusión de los sitios arqueológicos con los que el equipo de investigación tratará.

“Además, la ejecución de ambos proyectos permitirá a medio plazo, la redacción de un proyecto europeo que aglutine, a partir de las redes que tejerá el proyecto que ahora se inicia, a todos los agentes implicados (administraciones, investigadores, universidades y centros de investigación…) de todos los yacimientos arqueológicos que se pretende estudiar”, añade el profesor Rafael Hidalgo.

 

Equipo internacional y multidisciplinar

El equipo responsable del desarrollo del proyecto está conformado por investigadores de   reconocido prestigio y solvencia en sus respectivas disciplinas. Se trata de un equipo multidisciplinar conformado por arqueólogos, arquitectos, ingenieros, historiadores del arte, restauradores y químicos, adscritos a distintas universidades e instituciones españolas y europeas, de los que la mayor parte son investigadores de la Universidad Pablo de Olavide.

“Aún no se han iniciado los trabajos, aunque en la planificación del proyecto se tiene previsto, como primer objetivo, recabar y volcar toda la información obtenida, con datos arqueológicos, bibliográficos, epigráficos, geográficos y topográficos de las villas y palacios imperiales a las bases de datos que tenemos que diseñar” aclara Rafael Hidalgo.

Además de resultados científicos, el desarrollo del proyecto permitirá también la transferencia a la sociedad de los resultados de la investigación, una oportunidad para conocer una parte esencial de la historia del Imperio Romano.

Como explica el profesor Rafael Hidalgo “el desarrollo de un proyecto de estas características permite también recuperar y reconocer el valor de Roma en la unificación del territorio europeo y la asimilación de conceptos unitarios en todo el territorio. Las residencias imperiales cuentan con elementos comunes en todas ellas, que permiten reconocer esos valores unitarios que hoy también valoramos en la UE, a la vez que cuentan con otros elementos propios de la idiosincrasia y particularidad de  la tradición del territorio en concreto de cada uno de ellos,  coincidiendo también con lo que ocurre  hoy en los distintos países que conforman Europa”.

 

 

Noticia Universidad Pablo de Olavide